DestinosLisboa

Visitando la capital portuguesa con Lisboa Card

Recorriendo la ciudad de una manera ágil, sencilla y ahorrando mucho dinero.

Lisboa #1



Después de mucho investigar coincidimos que, una de las maneras más rentables de conocer a fondo Lisboa, es utilizando la tarjeta Lisboa Card. Nos permitió usar el transporte público de manera ilimitada con acceso gratuito (incluido en la tarjeta) a más de 26 museos y principales puntos de interés (aunque Lisboa es muy grande y no llegamos a visitarlos a todos jajaja). La tarjeta ofrece también una serie de amplios descuentos y las hay de 24, 48 y 72 horas, esto es lo bueno, son “horas” no días y ello te permite no quedar limitado a usarla a primera hora de la mañana para que te rinda.

Vistas a la Plaza de Comercio desde el Arco de Rua Augusta


La Plaza de Comercio es el corazón de Portugal, está custodiada por la estatua ecuestre de José I y por todos los turistas que se llegan a pasear y disfrutar de las vistas del río Tajo. Si quieres verla desde lo alto, en 360 grados, hace muy poco tiempo se inauguro el mirador del Arco de Rua Augusta frente a esta plaza. Te lo recomendamos para las horas del atardecer.
A pocos pasos visita el Lisboa Story Centre, muy interactivo y, si bien está dirigido más para menores, la explicación sobre la historia de la cuidad es muy buena. El recorrido es con AudioGuías y dura una hora aproximadamente.

Elevador de Santa Justa



Por la calle o rua en portugués, Do Ouro camina hasta encontrarte con el Elevador de Santa Justa, desde 1902 es utilizado por todos para acceder a una de las 7 colinas de Lisboa. Las vistas son las más bolitas que tuvimos del lado que lo mires. Anda con tiempo por que se colma de visitantes para subir.

La Plaza del Rossio, está situada en La Baixa, en el extremo norte de la Rua Augusta y a poca distancia de la Plaza de los Restauradores aquí veras el Teatro Nacional Doña María II, construidas en 1842 pero el tip más importante es que aquí podes degustar los más ricos pasteles de nata (a nuestro paladar).

La Plaza Marqués de Pombal es el centro de la Lisboa moderna. Está situada junto al Parque Eduardo VII, al final de la Avenida da Liberdade, nos alojamos muy cerca de aquí,  disfrutamos mucho de su gran espacio verde y de sus excelentes comunicaciones con el transporte público.

Los tranvías en Lisboa son parte de la historia rodante de esta ciudad. Seguramente han escuchado a hablar de ellos. El más tradicional tanto por su recorrido como por su aspecto es el número 28. Lamentablemente no lo encontramos como uno de los medios de transporte más útiles para desplazarse hacia la parte antigua de Lisboa, ya que, es tal la atracción para los turistas que terminas viajando muy incomodo, apretujado como en una lata de sardinas!!

El Castillo de San Jorge, fue construido en el siglo V por los visigodos y agrandado por los árabes en el siglo IX, modificado durante el reinado de Alfonso Enríquez. En 1938 se llevo adelante una restauración completa. Hoy podes caminar sobre su fortaleza, visitar sus torres y su museo arqueológico. La entrada no está incluida en la Lisboa Card pero si obtendrás un descuento. Las Vistas desde aquí también son muy bonitas (como en muchos lugares de esta ciudad).

Azulejos y Castillos - Lisboa #2



Volver caminando desde el castillo te permite visitar la Catedral, comúnmente llamada Sé de Lisboa, es la iglesia más antigua e importante de la ciudad. A pocos pasos pueden visitar el Museo Teatro Romano, construido durante la época del Emperador Augusto (27 a.C. - 14 d.C.).

Fabrica de azulejos Sant’Anna



A la Torre de Belém les conviene llegar temprano en la mañana, desde la Plaza de Comercio llegan los buses 714, 727, 728, 729 y 751.  La torre tiene un de estilo arquitectónico muy bonito, construida entre 1515 y 1519. En 1983 fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO. Inicialmente sirvió para la defensa de la ciudad, posteriormente se convirtió en centro aduanero y faro, hoy es visitada por miles de turistas al año. Aquí un tip importante: cuando llegues a la venta de billetes con tu Lisboa Card, no te olvides de canjear aquí mismo el ticket para ingresar al Monasterio de los Jerónimos así no hace filas nuevamente.

Este monasterio, Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1983, rebalsa de belleza única y deslumbrante. De estilo manuelino, se construyó para celebrar el regreso del navegante Vasco de Gama de la India en el año 1501 pero se concluyó a finales del siglo XVI.

El Museo más visitado es el de Coches de Lisboa, alberga una importante colección de carruajes que datan de los siglos XVII, XVIII y XIX.

Por los Barrios de Belem



La tradición de los azulejos portugueses es única, y para verla bien de cerca visiten la fabrica Sant’Anna, aquí desde 1741 fabrican artesanalmente cerámicas y azulejos. Pueden reservar su visita gratuita solo enviando una mail a info@santanna.com.pt 



Subí al acueducto de Aguas Livres, un paseo casi solitario, donde disfrutaras vistas de Lisboa desde otra perspectiva, nada más y nada menos que sobre sus 35 arcos que forman los 941 metros de recorrido, fue genial!!!

Estas fueron nuestras imperdibles de Lisboa, si pensas visitar Porto aquí te adjunto una guía para tu viaje http://www.realtrip.travel/destinos/217/porto





Suscríbete a nuestro Newsletter