DestinosLago Victoria

El lago más grande África

Es el segundo más grande del mundo, tan grande que es compartido por 3 países, Uganda, Kenia y Tanzania.
Dejamos atrás Kenia y continuamos camino en dirección al Parque Nacional Serengeti pero antes  decidimos visitar el Lago Victoria, el lago más grande del continente africano y el segundo del mundo después del lago Superior en Estados Unidos de América.

Villa de pescadores Mwaburugu



En baja temporada los cruces fronterizos son rápidos. Muchos países latinoamericanos debemos de tramitar visa para ingresar a Tanzania, nosotros con pasaporte Argentino, podemos gestionarla al ingresar con un costo de 50 dólares por persona (año 2017). Es fácil tramitarla y solo les llevará pocos minutos completar un formulario con datos relacionados con el viaje (lugar de alojamiento, empresa que viaje, número de contacto en el país, fecha In – Out de Tanzania, certificado de fiebre amarilla en vigencia y presentar tu pasaporte con una validez no inferior a seis meses durante toda tu estadía en este país). Todo lo referente a visados en Tanzania hace click aquí http://www.foreign.go.tz

Desayuno frente al Lago Victoria -Bungalows Speke Bay



Nos alojamos en los bungalows Speke Bay, con unas vistas espectaculares frente al lago, también podes dormir en carpas si tu presupuesto de viaje es reducido. El alojamiento además ofrece varias actividades como caminatas, avistaje de aves, mountain bike, navegaciones por el Lago Victoria y visitas a la villa Mwaburugu. Esto último fue lo que hicimos.
A remo en una embarcación hecha totalmente en madera de acacia, navegamos el lago hasta llegar a Mwaburugu, una villa netamente pesquera donde todos trabajan en este rubro de una manera muy organizada. La villa cuenta con un sistema administrativo compuesto por un consejo de ancianos y un gestor elegido por el pueblo cual cumple la función de “alcalde”. Aquí dentro no hay policías, los problemas se resuelven entre las partes en conflicto y el consejo de ancianos. Visitarla es fabuloso!, un guía recorre contigo todo el sistema productivo, la bahía pesquera, su gente, su organización territorial, y siempre, pero siempre vas a ir fuertemente agarrado de la mano de muchísimos niños, con quienes jugamos hasta la hora de partir.
Recuerden que, lo mas importe de un viaje es su gente y su cariño es lo que jamás van a olvidar en una visita. Por ello nunca duden en ir a compartir un tiempo con los residentes.

Aquí les dejamos el contacto de Bungalows Speke Bay, pregunten por Jan el dueño del lugar un excelente anfitrión!!
Hasta mañana, nos vamos al día siguiente para Serengeti

Mercado pesquero en Mwabarugu



Suscríbete a nuestro Newsletter