DestinosErevan

20 cosas para hacer en tu viaje por Armenia

Un recorrido entre la historia, los sabores y la vida al aire libre por el primer país en adoptar el cristianismo como religión resumido en 20 experiencias que tenes que hacer cuando visites esta tierra.

Monasterio Khor Virap



Veinte, 20, dos y cero, exactas, así son los momentos que tenes que vivir en la tierra donde se poso el Arca de Noe después del diluvio universal, acá van:

1- Contemplar el Monte Ararat, esta montaña de 5.137 metros a decir verdad se ve prácticamente de todos lados de Armenia como asimismo en todo tipo de objetos, camisetas, botellas de coñac, chocolates etc. Es una de las montañas más espectaculares del Cáucaso y según el cristianismo es aquí donde Noé posó el arca después del Diluvio Universal. Si bien las mejores visualizaciones están desde Armenia, acceder a la cima de la misma o en sus alrededores cercanos, hoy estas tierras pertenecen al estado Turco.

2- Tomar un aperitivo entre los jardines: Para los amantes del aire libre la capital armenia es su lugar. Ereván cuenta con muchos espacios verdes, parques, plazas y jardines, decorados con cientos de fuentes de aguas y  estatuas, muchas de ellas realizadas por renombrados artistas internacionales, como Fernando Botero y Jaume Plensa.  Sobre cualquiera de sus bares y pubs, un buen aperitivo o coñac vendrá siempre perfecto.

3 – En muchos de los países donde Rusia ha dejado su influencia, veras muy buenas propuestas teatrales. En Armenia son imperdibles las marionetas, cualquier agrupación es super profesional. El Teatro Armenio de Marionetas ofrece shows infantiles (pero no hace falta ser solo un niño para entrar sino tener alma de niño)  por 1000 dram por persona cada show. 

4- Subir a los Monasterios. Este es uno de los puntos más impresionantes de Armenia. Monasterios como nunca has visto antes, en especial Khor Virap, ubicado a los pies del imponente Monte Ararat. Es un famoso centro de peregrinación que recibe visitantes de todo el mundo, debido a la leyenda de San Gregorio, el Iluminador, que estuvo encarcelado muchos años allí antes de curar al rey de una afección mental que padecía.

5- Comer el pan recién hecho,  se llama lavash y es el típico pan armenio. Lo vas a encontrar en mercados, en restaurantes, hasta en los supermercados. Su tamaño es gigante y su forma de cocer es muy especial en hornos cóncavos a fuego super fuerte.

Saboreando Lavash



6- Para comprar souvenirs económicos, originales y divertidos anda a caminar por el mercado de  Vernissage en la calle Hanrapetutyan, muy cerca de la Plaza de la República.

7- Visita la Mezquita Azul y sus patios: es fácil de encontrar porque es la única, y tiene una  gran cúpula con motivos árabes llena de color azul, en pleno centro de Ereván. No se trata sólo de una mezquita ya que es también un centro de aprendizaje y de difusión de la cultura musulmana. El ingreso es gratuito, las mujeres deben de cubrir su cabeza con una pañuelo mientras que ambos hombres y mujeres deben de cubrir sus piernas.

8- Una historia muy triste, pero muy real, es la que vivieron los armenios a principios del 1900. Para poder conocer  de cerca el pasado más reciente del país visita el Museo del Genocidio Armenio o Dzidzernagapert, que se traduce por “la fortaleza de las golondrinas pequeñas”. El ingreso es gratuito, las exhibiciones están bien desarrolladas en varios idiomas (no español) y con buenas fotografías. También te encontraras en la parte exterior con el Memorial del Genocidio Armenio, en tributo a los más de 1.500.000 de armenios que fallecieron durante el genocidio. El acceso en transporte público es malo te recomendamos tomarte un taxi.


9- Reflejate en el lago Seván. Se encuentra a pocos kilómetros de la capital armenia. Es de un azul intenso, se sitúa dentro de un parque nacional que lleva el mismo nombre. Si lo visitas en verano ofrece diversas playas para bañarse en su mayoría privadas y deberás abonar entre 2000 a 3000 dram por persona.

10-  Subi al monasterio de Sevanavank,  orillas del Lago Seván. Fue fundado en el 874 sobre una antigua isla que por el descenso del agua hoy es una península. Las vistas del monasterio junto el lago son una postal, de esas imagines que nunca olvidaras. El ingreso es gratuito, originalmente había tres iglesias, hoy solo dos quedan en pie y una sola se visita el interior. Nosotros fuimos un domingo y pudimos presenciar una celebración religiosa armenia.

Monasterio de Sevanavank a orillas del Lago Seván



11- Camina por el corazón de Armenia en la Plaza de la República. Situada en el centro de Ereván, presenta un diseño original como si fuera una alfombra artesanal típica. Una estatua de Lenin presidió la plaza durante muchos años hasta que se decidió "eliminar" los restos comunistas del pasado. Algo que no nos gusto mucho, es que en su centro hoy hay una gran playa de estacionamiento para vehículos repleta de estos en los horarios laborales. La plaza está rodeada por edificios de Gobierno, el Museo Nacional de Historia, la Torre del Reloj, la Oficina de Correos y el Hotel Marriot.

12- Aprende la historia armenia en el Museo de Historia: La colección del museo cuenta con alrededor de 400.000 objetos. La exposición permanente abarca toda la historia del pueblo armenio, desde los tiempos de la sociedad primitiva hasta nuestros días. Está prohibido hacer fotos en su interior y tendrás marca personal todo el tiempo.

13- Degustar el Coñac Ararat en su fábrica. Abonando un ingreso de 9 USD con degustación incluida, podrás saborear el legendario brandy armenio en su original fabrica. Si bien en el recorrido no veras nada de la antigua fábrica elaborando el brandy, aunque sí muchas fotográficas de celebridades en visita por este establecimiento, la mística de la degustación de tres tipos de coñac en el lugar le dan sentido a la visita. 

14- Contemplar el Templo de Garni. Las ruinas del templo más famoso de Armenia, datan del siglo XIII A.C, a orillas del Rio Azat, como asimismo otros vestigios arqueológicos del tercer milenio antes de Cristo. El ingreso te cuesta 1200 dram y veras amplias similitudes con el Partenón de Grecia. A pocos metros veras las ruinas de lo que ha sido el baño publico, con una reserva de calefacción que aún se conserva, como asimismo el mosaico de su interior con inscripciones mitológicas griegas.


15- Maravillate en los impresionantes monasterios de Geghard, construidos sobre las rocas. Patrimonio de la Humanidad y lugar sagrado para los armenios, ya que allí, cuentas los antiguos relatos, se encuentra la lanza que le fue clavada a Cristo durante su crucifixión. No dejes de meterte en cual cámara oscura y cueva veas, conocidas como khachkards, terminaras en lugares maravillosos como centros de iglesias y templos.

16 – Ir de compras en la Av. Northern: Si te gustan las compras y paseos por locales de marcas internacionales, este es el lugar más sofisticado de Ereván, donde se concentran las tiendas de zapatos, ropa y joyas más cotizadas del país y del exterior. La avenida es muy moderna y luce como nueva.

17-  Comer khoravats, una barbacoa típica de carne asada, originalmente lo comían en celebraciones especiales o fiestas, aunque hoy lo encontras listo para comer hasta en los supermercados. Es carne de vaca, cordero o pollo todo mezclado y colocado en unos pichos sobre las brazas que luego se sirve como relleno en un gran pan al estilo pita. 

18-  Alojate en un hotel diferente. En el centro de Erevan hay un hotel llamado City Hotel by Picnic, si bien sus habitaciones son básicas y muy limpias, su característica particular es que allí, en su interior tiene una enorme quesería, con los más sabrosos quesos del mundo, podes comprarlos al peso y llevarlos a tu habitación, o bien degustarlos en su patio con un rico vino. Say Cheese!!

19- Queres ver a los armenios de compras? Llégate hasta la Av. Tigran, es el espacio comercial más popular del centro de Ereván, está repleta de locales para chicas, perfumerías, cosméticos y mucha pero mucha gente local. Si te olvidaste algo para tu viaje de belleza femenina este el punto perfecto. Vas a encontrar de todo y barato.

20- Vivi un encuentro con la Opera. El Teatro de la Opera se encuentra en el cruce de las avenidas Mashdots y Sayat Nová frente a la Plaza Francia, nosotros no pudimos presenciar ninguna actuación ya que los días de nuestra estadía en la capital armenia no ha habido shows, pero dicen que su Orquesta Filarmónica es la mejor del país. La arquitectura es imponente y bellísima, está en el centro de una plaza rodeada de cafés, restaurantes, espacios para niños y cuenta con una pantalla gigante frente a una laguna, donde en las tardes y noches, suelen proyectarse audiovisuales.

Ereván (también conocida como Iereván o Yereván) exhibe con orgullo su doble perfil de ciudad moderna y antigua, de sus tradiciones de pueblo mezcladas con la modernidad cosmopolita, mientras sus límites no dejan de extenderse hacia los valles montañosos.
Disfruten de su estadía y a viajar!

Suscríbete a nuestro Newsletter