DestinosUlan Bator

Un viaje por las tierras de Gengis Kan

La vida nómade más conocida del mundo.

Mongolia



Mongolia es uno de los  países ubicados en el centro de Asia, un país tan lejano para todos los que provenimos del continente americano que pocas veces pensamos en llegar hasta él, y por suerte el Transmongoliano asi lo hace, hasta llegar a China.

Saben viajeros que Mongolia es el país menos densamente poblado del planeta? Si tal lo que leen, en sus tierras viven 2 personas cada por km2, claro está que la mayor población está concentrada en Ulan-Bator su capital. Estas tierras tienen mucha historia por contar desde invasiones Chinas hasta soviéticas rusas que liberaron al país en la década 90 con la caída del comunismo. También si retrocedemos mucho más en el tiempo, alla por el 1200, esta sociedad ha cubierto un gran imperio por la fuerza y barbarie de su héroe nacional  Gengis Kan.

Mongolia #1



Aun ante el paso del tiempo y la evolución de la infraestructura pública,  el pueblo mantiene muchas de sus tradiciones y costumbres, el  30 % aun son nómades trasladándose de un lugar a otro junto a su familia y sus animales, armando los Gers (viviendas desmontables) tan rápido como la duración de un capitulo de tu serie favorita. Aquí los halcones siguen siendo sus mascotas, la principal leche para consumo es la del caballo , la carne forma parte de la base alimentaria que por si es deliciosa y súper nutritiva, siendo su idioma el mongol. Por estas grandes tierras aun se pueden ver los Takhi , los únicos caballos salvajes que quedan en el mundo.

La principal época turística para visitarlos es desde los meses de Mayo a Octubre porque después llega la nieve y las temperaturas descienden considerablemente. De todas maneras deben estar siempre preparados para los cambios climáticos repentinos donde en un día podes estar con agua nieve a la mañana, sol radiante en la tarde y vuelta al frio al caer la noche. 

La moneda local se llama Tugrik (MNT) un dólar equivalen a 2440 MNT. Aquí son aceptados los dólares y euros para cambiar a moneda local y se aceptan todas las tarjetas de crédito en especial en Ulan-Bator.

Ciudadanos de muchos países latinoamericanos necesitan tramitar una visa de turista para ingresar al país. Podes tramitarla en cualquiera de las representaciones de Mongolia en el mundo, lamentablemente en nuestro país Argentina no contamos con representación diplomática, en Sudamérica solo hay en Brasilia. Si estas por viajar para realizar el recorrido en el tren Transmongoliano podes tramitarla en Rusia o China simplemente coloca un día en tu itinerario de viaje para realizar el trámite. Nosotros como venimos de un viaje largo por el globo la tramitamos en la Embajada de Mongolia en Nueva Delhi, India. Igualmente, como siempre les recomendamos, no dejen de consultar en las webs oficiales de los ministerios correspondientes antes de viajar. Si viajas por avión podes obtener tu visado  “on arrival”, es decir, al llegar al Aeropuerto Internacional Gengis Kan, en Ulan-Batar.

Nuestro intenso viaje de dos días por el país comenzó con una pequeña visita al centro de la capital de Ulan-Batar,  una mezcla rarísima entre enormes bloques comunistas restaurados junto a nuevos y súper vidriados edificios altísimos que ambos le hacen sombra a las pequeñas e históricas construcciones, basta con que se paren unos minutos en el centro de la plaza principal, den un giro y verán lo que les estamos contado.  En el centro de la plaza se encontraran con el monumento Sukhbaatac quien en 1921 declaró la independencia de China, la escultura de Gengis Khan en el Parlamento, la Opera, el Palacio Municipal, la Casa de la Cultura y el Museo Nacional de Mongolia rodeados de grandes cadenas hoteleras, edificios de lujo y como no puede falta de varios Mall o centros comerciales con las principales marcas del mundo. Si el día te lo permite podes tener unas lindas vistas panorámicas desde el Mirador Zaisan.

Continuamos viaje hacia el centro del país para recorrer unos 380 km hasta la ciudad de Karakorum. En el camino vas disfrutando de montañas nevadas con verdes cosechas, muchos gers y algunos pequeños poblados con tiendas para comer algo rico, un verdadero paisaje mongol inolvidable.

Mongolia #2



Karakorum fue durante 30 años capital del imperio mongol, poco queda de ello ya que fue completamente destruido durante el siglo XIV. Restos de ello fueron utilizados para la construcción del  Monasterio Erdene Zuu, ubicado en el centro de la localidad. Es muy fácil distinguirlo porque está rodeado por un muro de más de 400 metros  decorados con 108 estupas o pagodas como son llamadas en otros países donde se practica el budismo tibetano. Originariamente existían 62 templos de los que hoy solo quedan en pie solo 3 representando las etapas de la vida de Buda y sus protectores. Tras pasar la muralla pueden visitar una gran tortuga construida en piedra durante la antigua capital mongola representando la longevidad.

Los restos arqueológicos encontraros de aquella época se encuentran expuesto en el moderno museo de Karakorum inaugurado mediados del año 2000. Un paso por la historia a través de exposiciones con fotos, maquetas mostrando monedas restos arqueológicos, piedras, vajillas etc. Muy interesante y lindo para visitarlo,  se encuentra a pocos pasos del Monasterio de Erdenezuu.

Alojarte aquí significa que debes de dormir en un Gers y tener una experiencia nómade por lo menos una noche (venir a Mongolia y no hacerlo es como no haber viajado al país). La oferta es muy variada y depende del campamento que deseen alojarse, por ejemplo un noche por persona con 3 comidas incluidas en un gers con una familia tradicional te va a costar a partir de los 40 USD, si deseas alojarte en campamento en tu propia gers el promedio por dos noches con comidas cuesta 290 USD.  Nosotros nos alojamos en los Gher Khan Taij. Cada uno tiene dos camas con ropa blanca, electricidad y  una salamandra o estufa en el centro, algo imprescindible porque por las noches desciende la temperatura. Los baños se encuentran fuera de tu gers al igual que el lugar donde se realizan las comidas. Te presentamos nuestra Gers mongola!!!

Tiendas Nomades



A la mañana siguiente ya descansados nos adentramos a uno de los desiertos más famosos del mundo, el desierto de Gobi, por cierto es muy diferente a lo que nosotros conocemos en nuestro imaginario como desierto  porque aquí encontraras oasis de vegetación, pasturas, animales, minerales,  camellos o caballos salvajes hasta restos fósiles distribuidos en 1 millón de hectáreas. Las dunas aquí solo representan un 3 % del total.

Mongolia #3



Lo increíble de Mongolia es su gente y su calidez, durante nuestro viaje en la ruta vimos justo una familia nómade ordenando caballos junto a sus niños y paramos para ver. Nos dieron la bienvenida, vimos como trabajaban, nos invitaron una copa de leche de caballo y disfrutamos de su gers junto a los niños mientras nos contaban todo lo que realizan en un día de su vida. De esto se tratar viajar, de conocer otras culturas, de compartir, de descubrir de amar lo que ves hasta hacerlo inolvidable.
En las dunas del desierto de Gobi realizamos un paseo en camello que duró unos 30 minutos, dentro de la oferta turística podes optar por tomar un paseo a caballo si no te gustan los camellos. Llegamos hasta Banyan Gobi, un hermoso campamento para tomar un almuerzo y continuar nuestro recorrido con el fin de visitar el pequeño templo de Erdene Khamba ubicado muy cerca de donde se encontraba el Templo Uugum destruido por las invasiones Chinas. La paz del lugar invita a quedarte por horas, pequeños templos construidos en la ladera de las montanas, decorados con muchos colores y telas con imágenes budistas.

Estas son solo algunas de las experiencias que vivís en Mongolia, nos hubiese gustado quedarnos más tiempo (traten por lo menos de quedarse 5 noches, lo vale) pero debemos regresar a Ulan-Bator porque nuestro tren Transmongoliano parte a primera hora de la mañana para finalizar nuestro maravillo viaje en el tren más largo del mundo en Beijing, la capital de China.

Todo lo que necesitas saber sobre el Tren Mas Largo del Mundo





Suscríbete a nuestro Newsletter