DestinosJodhpur

Perdidos en la ciudad azul

Maharajás reinales y un sinfín de pasillos donde los aromas y la historia se conjugan dentro de uno de los lugares mas emblemáticos del Rajastán

Postales dentro del Gran palacio Maharajá



Iniciamos nuestro recorrido por al Rajastán, un área donde viven, en más de 340.000 km2 alrededor de 69 millones de habitantes y se considera que aquí hay mas historia de la India que en toda la India junta. Paisajes desérticos, magnificas fortalezas, poderío real, joyas, vivos colores y muchísimos lugares que “debes” visitar cuando llegues a este país.
Es la tierra de los reyes, los “maharajás”, de sus majestuosas fortalezas, palacios y esplendidos bastiones. Es la tierra donde el tiempo se detuvo en la arquitectura, rodeada de dunas, junglas, camellos, animales salvajes y cientos de colores. Es la tierra que, en un viaje a India, debes de visitar.

La ciudad de Jodhpur forma parte del famoso triangulo dorado de la India fundado en el año 1459 cuando el rey decidió construir su gran palacio Maharajá a 122 metros sobre una de las colinas junto con su fuerte Mehrangarh, una muralla que lo rodeo por completo con 12 kilómetros de extensión y sus puertas de acceso. Es desde lo alto que tendrás las mejores vistas de los antiguos barrios que la rodeaban con sus colores tradicionales azules. Cuenta la historia que estos colores se crearon para identificar las casas de los monjes y de esa forma evitar la agresión, otras teorías cuentan que ese color evita el ingreso del calor en los veranos con altas temperaturas y ahuyenta los mosquitos… en fin no importa cuál sea la correcta lo que si es correcto que las vistas son preciosas y hacen de Jodhpur la ciudad azul de la India.

Ciudad Azul



Dentro de las murallas te vas a encontrar con diferentes extensiones del palacio con sus aposentos, patios hasta llegar a las puertas de ingreso, destacando la puerta Jayapol que es la más impresionante de todas. No te asustes a ver lo elevado que se encuentra el palacio porque al cruzar la puerta de mano izquierda podes encontrarte con un ascensor o elevador que por 40 rupias estarás en la cima en pocos segundos.

El palacio y fuerte hoy funcionan como un gran museo, uno de los mejores de todo Rajastan, lo que nos llamo mucho la atención fue la colección de howdahs reales (asientos para usar sobre los elefantes), cunas de los bebes reales que son fantásticas y la galería de los turbantes. El resto de las exposiciones varían entre pinturas, armas, trajes típicos reales y mobiliarios. Caminar por los aposentos reales ya es una gran experiencia porque cada sala cuenta con su propio diseño, decoración y lujos excéntricos de la época.  El ingreso a todo el predio te cuesta 600 rupias y para tomar fotografías te cobran 100 rupias aparte… consejo viajero paga por ello así podes tomar fotos como esta:

Colores de India



Que gran experiencia fue caminar por el Mercado Sardar, el centro de la ciudad antigua con mucha vida. Aquí estarás en contacto directo con los lugareños, veras sus formas de comercialización, olerás los sabores de su comida y mucho pero mucho ruido. Frente a la torre del reloj visita la tienda de Nakhana que desde 1927 preparan un jugo helado que dicen es único del país. Su receta es tan secreta como la Coca Cola jaja. Si te gustan las telas, los pañuelos y la blanqueria hay una cuadra en el mercado dedicado solamente a estos productos. Aquí te recomendamos visites el local de telas Maharani Art Exporters sus precios son buenísimos.

Perdiéndote por sus calles talvez te encuentres con grupos de niños jugando al cricket, no duden ni un segundo en participar de una partida con ellos, te garantizamos la vas a pasar súper divertido.

Acompañados de nuestro guía en español Bhawani Singh Sajara nos fuimos a pocos kilómetros de la ciudad para visitar la antigua Mandore capital de Marwar. La entrada es gratuita y allí te vas a encontrar con jardines en terrazas y muchas estupas de color rojo con gran arquitectura acompañados de cenotafios (tumbas) de gente importante de Jodhpur. Todo el complejo se encuentra rodeado de jardines que a nuestro gusto estaban demasiados descuidados y  sucios.

De camino a Marwar visitamos el mausoleo de Jaswant Thada construido por Sardar Singh en 1899 en memoria de su padre, el marajá Jaswant Singh II considerado el mejor gobernante de la ciudad. La arquitectura es sumamente fina y con láminas finamente talladas de mármol, de estilo raiputa y le llaman el Taj Mahal de Marwar. El lugar es precioso, para visitarlo debes pagar un ingreso de 30 rupias y 25 rupias mas para el derecho a fotografiar.

Nos vamos a descansar al bello hotel AjitBhawan donde nos sumergimos en una experiencia increíblemente real, si real,  por que este hotel mezcla lujo y patrimonio histórico ya que perteneció a la familia real de Jodhpur que lo construyeron en 1927. Las habitaciones están decoradas con un estilo imperial elegante y lujoso apto para bolsillos viajeros (habitación doble 70 USD por noche con desayuno). Nuestra habitación fue un antiguo establo y mira su llave de ingreso..

Nuestro viaje por la India continua hacia Jaipur

Por los Mercados Callejeros



Suscríbete a nuestro Newsletter