DestinosHIROSHIMA

La ciudad borrada por la bomba atómica

Sobre ella pesa uno de los desastres humanos mas crueles de la historia y hoy, un pueblo pujante logro recontruirlo sin olvidar…..

Cúpla Genbaku



La bomba atómica exploto en el mundo una sola vez y fue en Hiroshima, Japón, un 6 de agosto del año 1945. Hecho que marcaría la historia a una ciudad, ya la humanidad toda.  Lentamente reconstruida con monumentos sobrios, arquitectura que parece contar lo sucedido, visitar este destino para nosotros es ver cada uno de los lugares y cosas que están relacionadas con este aberrante hecho que cambio la historia para siempre.

Comenzando la visita sentados en la zona del epicentro, donde exploto la bomba atómica, de este lugar solo quedo en pié la Cúpla Genbaku, perteneciente a un edificio inaugurado en 1915 para una exposición comercial. Los hierros y la estructura hoy es la postal fotográfica que te llevaras de la ciudad. El edificio se puede ver desde las afueras ya que está prohibido su ingreso es solo una pequeña muestra de lo que es capaz de hacer un arma nuclear.

A pocos metros del lugar pueden buscar la calle Naka-Ku, pundo exacto donde exploto la bomba. No hay nada más que una placa en el lugar ya que actualmente se construyo un edificio de sanidad. Es aquí donde los invitamos a mirar el cielo y se imaginen como abra sido la explosión a mas de 550 metros de altura. Esta zona es conocida como Ground Zero, este no iba a ser el epicentro de la explosión si no que iva a ser en el Puente Aioi, que lo podes visitar y cruzarlo.

calle Naka-Ku, pundo exacto donde exploto la bomba



Para aprender de la historia, lo hechos y todo lo sucedido nos dirigimos Museo de la Paz, aquí los detalles son aberrantes, ver muestras de cómo quedaron algunos juguetes, niños, triciclos, ropa pero lo más duro es ver las fotografías de la gente quemada en su totalidad, pelos y uñas.  Realmente duro e inolvidable, es uno de los pocos museos donde no se necesitan idiomas explicativos para saber que sucedió. El ingreso cuesta 200 yenes persona.

Cerca podrán visitar el Cenotafio, el momento recordando a las 200 mil víctimas. Es una fuente de agua  con un gran hormigón como cubriendo a las víctimas, ese es el objetivo del diseño cuando lo pensó el arquitecto. Hay una inscripción en japonés “Descansad en paz, el error no se repetirá”. También recordando a las victimas podrás ver la llama de Paz, que está encendida desde el año 1964, nunca jamás dejó de quemar con el objetivo que desaparezcan las amenazas de nuevos atentados con bombas nucleares en el mundo.

A metros del Cenotafio se encontrarán con el momento  a La Paz de los Niños su principal estrella es Sadako, una pequeña niña de 12 años, fallecida de leucemia causada por la explosión de la bomba. Cuando ella se enteró de su enfermedad comenzó a hacer grullas de papel ya que cuando haces más de 1000 grullas pedís un deseo. Miles de grullas hoy visten el monumento junto  al monumento en bronce de Sadako con una grulla. Para pedir la paz del mundo pueden hacer sonar la campana que hay en el lugar, es muy emotivo.

Para coronar este lugar y poder verlo desde las alturas unas excelentes vistas tendrán desde la Torre Orizuru, el ingreso cuesta 1100 yenes pero les aseguro que valen la pena. Las vistas son bonitas y acá otras dos cosas excelentes, por un lado te enseñan a realizar tu propia Grulla en papel y la misma se colocan a un costado del edificio que es totalmente en vidrio, si te pares en la vereda podrás verlas a todas las grullas que hacemos los visitantes. Y por otro lado, cuenta con una manera muy divertida de bajar las escaleras, ya que, junto a ellas, hay toboganes en cada piso, si viajeros lo que escuchan bajas en toboganes!!!!!
Ya el hambre nos hace saber que hora de comer y nosotros nos vamos en búsqueda de uno de los platos más sabrosos y típicos de aquí. Se llama  okonomiyaki en Okonomimura un edificio de 4 plantas dedicado exclusivamente a esta delicia.  Son locales pequeños y bulliciosos, con banquetas alrededor de una barra.



Panza llena, corazón contento asique nos vamos a pasear por la zona comercial de la ciudad, Kamiyacho, es el  distrito de negocios de Hiroshima con muchos cafés y restaurantes. Otro lugar de compras es la genial calle techada de Hondori, es una peatonal llena de tiendas, perderte dentro de la que más te llame la atención y lleve algún recuerdo o souvenir.
Un lugar inolvidable de la ciudad es el majestuoso Castillo de Hiroshima, construido en el año 1590, cual luego de la bomba, se reconstruyo por completo en 5 pisos, respetando la fachada de madera. El ingreso cuesta 370 Yenes y dentro podes vestirte con la ropa tradicional japonesa, tomar en tu mano un sable de samurái en la exposición exclusiva de esto y lo más bonito son las vistas desde su mirador donde veras a toda la ciudad.

Si viajas a Japón son imperdibles sus jardines estés donde estés, y acá en la ciudad pueden pasear  por el jardín Shukkei-en, es espectacular!!!. Si vas en primavera lo veraz decorado con los cerezos, es maravilloso cruzar por sus puentes tradicionales, lugares de paz y tranquilidad. Este jardín fue creado en el siglo XVII con el centro de un lago enorme con cientos de peces de colores. El ingreso les costará 260 yenes por persona que valen la pena gastarlos.

Museo de la Paz


Hiroshima



Suscríbete a nuestro Newsletter