DestinosSibiu

La Rumania Austro Húngara

Varias influencias étnicas y muchos colores, con toques alemanes y sabores bien rumanos, donde por cientos de años conviven multiplicidad de religiones, bienvenidos a Transilvania.

Sibiu desde lo alto



Todo comienza en la plaza mayor, con unas pocas horas podrás descubrir esta hermosa ciudad medieval. En el City Hall o palacio municipal encontraran toda la información turística necesaria para hacer un recorrido independiente y a tu ritmo.

A pocos pasos visiten el museo Brukenthal, bonita es la colección de arte del barón Samuel von Brukenthal un ciudadano adinerado de la época.

Disfruten de un trago en las terrazas de la plaza y sigan camino pasando por debajo de la Torre del Consejo, allí se encontraran una pequeña plaza. Aquí no dejen de visitar la feria de artesanos y cruzar por el pintoresco Puente de las Mentiras.

Puente de las Mentiras



La mejor experiencia fue subir a la torre de las campanas en la Iglesia Evangélica, impresionantes las vistas de la ciudad como asimismo el ascenso por el sistema que sostiene las campanas entre las paredes de la torre. Algunos secretos,  primero cuentan con un órgano con más de 4000 tubos, la campana es una de las más grandes de Rumania y encuentren una llamativa bomba de cañón colgada en una de sus paredes (y busquen el porqué).
Con muchísimas construcciones antiguas, vas a caminar por una mezcla perfecta entre la época moderna y la época medieval.

Trasfagarasan



El segundo día en la ciudad, nos escapamos de las murallas y nos fuimos por un día a caminar por los Cárpatos, este sistema montañoso que rodea a Rumania. Esta vez lo hicimos en la montaña Fagarasan, unos 10 kilómetros en subida que nos regalaron unas vistas y un recorrido impresionante. Al final llegas al lago Balea. Recomendamos contraten un guía especializado para todo trekking.  Si no queres caminar, llegas por una sistema de carretera llamado Transfagarasan hasta el lago y, al igual que nosotros podes disfrutar de unas exquisitas delicias rumana allí.

Viajeros no duden en visitar esta encantadora ciudad que fue la capital cultural europea en 2007.



Suscríbete a nuestro Newsletter