DestinosBruselas

La Plaza más linda del Mundo

Capital de Bélgica y de la Unión Europea, con aromas a chocolates, deliciosas cervezas, conos de papas fritas y un niño que hace pis como emblema.

Plaza principal vestida para Navidad- Bruselas



Manneken Pis es uno de los símbolos más representativos y queridos de Bruselas. Es una estatuilla de unos 50 centímetros que representa a un niño desnudo orinando en la pila de una fuente. Este pequeño niño está rodeado de muchas leyendas e historia,   hasta  ha sido testigo de varios intentos de robo. Para visitarlo llégate caminando hasta las calles L’Etuve y Chene.

La gran plaza principal de Bélgica es el corazón geográfico, histórico y comercial, además de una de las plazas más notables de Europa. Forma parte del conjunto arquitectónico del siglo XVII más bello de toda Bélgica y del mundo. Está rodeada por un conjunto arquitectónico impresionante, algunos de ellos son el Hotel de Ville situado al suroeste de la plaza, el Ayuntamiento cual se ve como la joya arquitectónica más importante y más antigua de la plaza, la Maison du Roi o Casa del Rey hoy en día te encontraras con el Museo de la Ciudad (Musée de la Ville), te recomendamos su visita para que veas en su interior parte del legado de la Maison y los más de 900 trajes del Manneken Pis que vistes a este emblema en diferentes ocasiones. El resto de construcciones corresponden a antiguas casas de los gremios, como cerveceros,  por otro lado la Brabant ubicada en entre los números 14 y 19 de la plaza muy esplendorosa y, en los números 26 y 27 de la plaza se encuentra la vivienda en la que se alojó el novelista francés Víctor Hugo durante su exilio en Bélgica.

Manneken Pis



Distribuidos por la ciudad te encontraras con varios murales de comics, podes descubrir a Titin, Los Pitufos hasta con algunas de las andanzas de Asterix, ya que muchos autores de estas animaciones son de origen belga.

Imperdibles son todos los chocolates belgas, TODOS, muy sabrosos que te aseguramos visitaras más de una chocolatería. Lo mismo te pasara cuando veas las góndolas con infinitas variedades de cervezas y obviamente la compañía perfecta es un gran cono de papas fritas, una costumbre muy de Bruselas.

Dos cosas que nos llamaron mucho la atención de la Catedral de la ciudad, en el interior nos encontramos con restos humanos y arqueológicos de una antigua iglesia, y también se encuentran exhibidas multitudes de objetos litúrgicos como los es un paño con la sangre del Papa Juan Pablo II canonizado. La entrada es gratuita solo debes abonar 1 (Un) euro en caso de querer ingresar  para visitar los restos arqueológicos.

Atomium es otro punto de interés en las afueras. A decir verdad cuando lo vimos en el folleto no nos llamó tanto la atención como personalmente, este átomo te hará sentirte de lo más pequeño. El Atomium  fue creado para sorprender al mundo durante la exposición universal que se realizo en la ciudad en 1958. Fue muy criticado en un primer momento y hoy se ha convertido en uno de los mayores atractivos turísticos de la capital. La estructura tiene 102 metros de altura y está formada por 9 esferas de 18 metros de diámetro comunicadas entre sí por tubos con escaleras mecánicas. Horario de visita de 10:00 a 18:00 horas todos los días. El ticket te cuesta 12 euros por persona y si quieres visitar la Mini Europa, frente a este, podes comprar el ticket combinado que te cuesta unos 24 euros. El costo es un poco elevado por lo que significa la Mini Europa, que es una exposición de maquetas de las principales atracciones de los países que forman la Unión Europea. Este lugar es ideal para los turistas que viajen con niños, ya que les será de gran atractivo. Para llegar podes utilizar la línea de Metro 6, en dirección a Koning Boudewijn y bajarte en la estación Heysel.

Atomium




Suscríbete a nuestro Newsletter