DestinosBaku

El Petróleo que da vida al arte moderno

Azerbaiyán es hoy en día uno mayores centros petrolíferos del mundo y su capital esta rodeada de pozos que sacan diariamente el oro negro.

Ciudad Vieja o Icheri Sheher



Baku, es la puerta de entrada a un país milenario, bañado por el mar Caspio, con gran diversidad cultural, mucha historia legado del paso de las antiguas caravanas de mercaderes que recorrían la Ruta de la Seda uniendo a Beijing con Constantinopla, actual Estambul en Turquía.

El auge del petróleo y los recursos derivados de ello, han dado un financiamiento a la ciudad que está llevando adelante una transformación plena de su infraestructura e inversión artística. 
El país mantiene una tradición laica, desde 1918 la religión en su mayoría musulmana y el Estado están separados, siendo tolerante con todas las religiones y eso se nota en sus calles, en sus costumbres y como turista te sentirás libre en todo los rincones de este país

Para los que no saben Azerbaiyán limita con Irán, compartiendo el mismo idioma y cultura, ya que sus sociedades descienden de tribus turcas emigradas de Asia Central hace miles de años. En 1828 la zona fue repartida entre el Sha de Persia y el Zar de Rusia. Bakú fue la cabecera del reino independiente Shirvanshah , que desde el siglo IX atraía a los comerciantes europeos y asiáticos en busca de alfombras y petróleo para las lámparas de aceite pero esa historia quedó atrás y con el  auge petrolero  llegaron las mansiones de estilo francés que hoy alojan negocios de marcas internacionales, como Gucci, Burberry o Dior.

Por cierto, una de las cosas que más nos ha sorprendido de este destino es su propuesta artística por donde vayas. Una buena opción para apreciar esto, es visitar los modernos museos dedicados a propuestas históricas, como el de las alfombras y/o el de arte contemporáneo. En ambos vas a apreciar la modernidad de sus construcciones con la tradición de su contenido. El Museo de las Alfombras, su edificio, es una gran alfombra arrollada en forma de tubo, frente a las aguar del mar sobre la costanera.

Museo de las Alfombras



El Bakú Bulvar es el área costanera frente a las aguas del Mar Capio. Es muy limpio, verde y bien cuidado. El Bulvar tiene un estilo europeo, es una gran opción para un paseo de día o bien con la flamante iluminación nocturna. En algunos lugares se puede caminar justo al lado del Mar Caspio y disfrutar de una hermosa vista sobre la bahía de Bakú. Hay un montón de cafés donde se puede disfrutar de una taza de té local o relajarse con una fresca cerveza. Grandes centros comerciales se ubican a lo largo del paseo así como un parque maravillosamente mantenido completo con las estatuas temáticas  y como no podía ser de otra manera, cuentan con una Noria Gigante (Vuelta al Mundo). Dentro del Bulvar te vas a encontrar con una mini Venecia donde podes navegar en pequeñas góndolas a motor por dentro de diferentes locales gastronómicos. 

Murallas de la Ciudad Vieja



El imperdible de la ciudad es su casco histórico, ciudad vieja  o Icheri Sheher, donde aun hoy viven vecinos dentro de sus murallas. Su interesante arquitectura de edificios uno tan cerca del otro, callejones tan estrechos con repentinos giros, laberintos que conducen siempre a lugares mágicos. Aquí te recomendamos hacer un recorrido a tu tiempo con una audio guía que te cuesta 3 AZN (Manat Azerbaiyano) por persona, si bien esta en varios idiomas en el 2017, no está en castellano, pero si en ingles. Sepan viajeros que aquí casi no se habla el castellano en los servicios turísticos, por ello nada está en nuestro idioma. Las audio guías la adquirís en un pequeño puesto al lado de la Torre de la Doncella, ah! las podes usar como un teléfono pero lo más recomendable es que lleves tus auriculares (en el puesto de entrega no cuentan con ellos) asi podes tomar fotográficas y tener tus manos libres. Te sugerimos dejes el día completo para este paseo, comiences por el puesto 1 y asciendas a la Torre de la Doncella, las vistas de ahí son fantásticas, en el puesto 4 podes ingresar al antiguo Hamman Hajibani y llevarte una delicada artesanía local realizada por artesanos locales muy pero muy buenas. Segui por las casas antiguas que daban refugio a las caravanas provenientes de la Ruta de la Seda, hoy convertidas en hermosos restaurantes y resérvate una mesa para la cena de la noche. En el puesto 7 podes descansar leyendo un libro gratuito de las expendedoras ubicadas en el sitio arqueológico (hay algunos libros en ingles, español nada!). Admira las murallas, sacate una foto en la Puerta Doble. En el puesto 12 escucharas mas historias acerca de las murallas, tomate un helado que son riquísimos y, más baratos que en las zonas más concurridas por turistas. La visita al palacio Shirvanshah es un imperdible como sus vistas al mar caspio donde vas a repasar gran parte de la historia del país. 

Bakú Bulvar



Alójate dentro de estas murallas porque son encantadoras. Te contamos un secreto que la "vieja" ciudad ha sido cuidadosamente reformada y restaurada a su estilo original, con calles adoquinadas y muchos edificios que lucen antiguos, no lo son originalmente, ya que han sido reconstruidos a nuevo. Desde aquí van a tener una vista muy interesante de contrastes entre lo antiguo de este casco con la custodia moderna de las Modernas Flame Towers, edificios convertidos hoy a emblema de la ciudad que representan dos llamas encendidas  motivo de las permanentes llamas que hoy emite el suelo de Baku originado por gas de su suelo.
Camina entre los ciudadanos y veras como, mientras no ingresan clientes a los locales comerciales, sus dueños juegan backgammon en la vereda jajajaja.

La Puerta Doble, es uno de los ingresos principales a la ciudad amurallada y fuera desde ellas se encuentra la Plaza de la Fuente, el nombre viene dado por la gran cantidad de modernas fuentes que la adornan junto con esculturas. Y si no la encontras a la plaza, no te preocupes por que probablemente terminaras aquí en algún momento durante tu viaje a Bakú. Rodeando a la plaza hay un montón de tiendas, bares y puestos de comida rápida.

Desde Baku, en media jornada podes ir hasta  Yanar Dar, un lugar que, si bien en sus alrededores no hay nada para visitar, merece la pena solo por una cosa (si realmente te interesa verlo) …..hay tanto gas en su suelo que de aquí, una llama eterna flamea como una hornalla de cocina permanente desde el suelo. Ahora bien, es solo esto, nada más, no hay nada en el área preservada que te explique algo en algún idioma, un guía que te reciba, o algo por el estilo. El ingreso te cuesta 2 AZM por persona. A gusto de cada uno, se complica recomendarla o no.

Yanar Dar



Otros lugares interesantes para visitar son los baños públicos, llamados Hamam Mehellesi, la Ópera Nacional, el Museo de Alfombras y Arte Aplicado o el Museo de Historia de Azerbaiyán.

Seguimos en Azerbaiyán y no podemos irnos del país sin conocer  Gobustan, hace click para saber porque.




Suscríbete a nuestro Newsletter