DestinosSamarcanda

El corazón de la Ruta de la Seda.

Bienvenidos a Samarcanda, la segunda ciudad más grande del país, un equilibrio arquitectónico entre historia de los antiguos beduinos de la ruta de la seda con las construcciones soviéticas del siglo XX, que encierran lugares mágicos como la famosa plaza de Registán.

Con nuestro guia Malik



Es uno de los asentamientos más antiguos de Asia Central, probablemente se fundó en el siglo V antes de Cristo. Ya era la capital cosmopolita y amurallada del imperio cuando fue tomada en 329 AC por Alejandro Magno, quien dijo: "Todo lo que he oído sobre Marakanda es verdad, excepto que es más hermoso de lo que jamás imaginé".

Su posiciónestratégica conduce a China, India y Persia (actual Irán), atrayendo a sus tierras comerciantes y artesanos, quienes entre el siglo VI al XIII poblaron la ciudad, siendo de atracción para muchos imperios invasores, entre ellos Gengis Khan en 1220.
Esto podría haber sido el final de la historia, pero en 1370 Timur decidió convertir a Samarcanda en su capital, y durante los siguientes 35 años forjó una ciudad nueva, casi mística, el epicentro económico y cultural de Asia Central, cual te detallaremos a continuación.

Para llegar nos contratamos un automóvil con chofer desde Bukara que por 30 USDnos traslado a ambos, haciendo asimismo, una parada en Shakhrisabz.

Por esas cosas de las redes sociales y amigos en común, dimos con Abdumalik Muminov mas conocido como “Malik”, un guía local de habla hispana excelente y con quien recorrimos todo el destino (en los enlaces  dejamos su contacto), a continuación pasamos a detallarte:

Plaza Ragistan



La Plaza del Registán, te vas a dar cuenta que esta plaza no necesita presentación. El centro neurálgico de Samarcanda, de la Ruta de la Seda y de Asia Central. Su conjunto de madrazas majestuosas, mayólicas, mosaicos grandes de color celestes, es la pieza central de la ciudad, y podría decirse que es la vista más impresionante de Asia Central. En sus orígenes fue el centro comercial medieval de Samarcanda y la plaza era probablemente un bazar de pared a pared.Los tres grandes edificios que la rodean se encuentran entre las madrazas preservadas más antiguas del mundo (cualquier cosa más antigua ha sido destruida por Gengis Khan). Con el correr del tiempo han sufrido varios terremotos y, curiosamente, los soviéticos trabajaron febrilmente para restaurar estos tesoros (tomándose algunas atribuciones arquitectónicas….)

El Mausoleo de Gur-e-Amir: el gran conquistador de Asia Central Gur-e-Amir, también conocido como Tamerlán (Timur), no quería ser enterrado en un mausoleo ni tener un sitio de veneración, deseaba ser enterrado en su ciudad de origen Shakhrisabz (muy cerca de Samarcanda) pero tras su muerte le hicieron el mausoleo más espectacular de Uzbekistán y lo enterraron aquí. Tiene una perfecta estética y armonía. El antropólogo soviético Mikhail Gerasimov abrió las criptas en 1941 y, entre otras cosas, confirmó que Timur era alto para la época (1,7m) y rengo en su pierna y brazo derecho (por las heridas sufridas cuando tenía 25 años), y que, Ulugbek (su hijo),murió al ser decapitado. De acuerdo con la anécdota favorita de cada guía turístico, se encontró en la tumba de Timur una inscripción que decía: "Quien abra esto será derrotado por un enemigo más temible que yo". Al día siguiente, 22 de junio, Hitler atacó a la Unión Soviética.

La necrópolis de Shah-i-Zinda. Es la mayor necrópolis de Uzbekistán. Un conjunto de 18 mausoleos, uno al lado del otro que lo convierten en el sitio mas querido de Samarcanda por los uzbekos. Una avenida de mausoleos, que contiene algunos de los azulejos más ricos del mundo musulmán. El nombre, que significa 'Tumba del Rey Viviente', se refiere a su santuario original, más interior y más sagrado: un complejo de habitaciones frescas y tranquilas alrededor de lo que probablemente sea la tumba de Qusam ibn-Abbas, un primo del Profeta Mahoma, quien según cuenta la historia, ha traído el Islam a esta área del mundo en el siglo VII.Después de haber sobrevivido notablemente durante más de siete siglos con solo un pequeño retoque, muchas de las tumbas fueron restauradas de forma agresiva y controvertida en 2005. Como resultado, gran parte del trabajo brillante en mosaico, mayólica y terracota que se ve hoy no es original.La tumba más hermosa es el mausoleo Shodi Mulk Oko (1372), lugar de descanso de una hermana y sobrina de Timur. Recuerden que este es considerado un lugar sagrado, por ello deberán de ajustarse a la normas de vestimenta.

necrópolis de Shah-i-Zinda



Estatua de Amir Timur: Timur creo uno de los imperios mas grandes de la historia, por ello en estas tierras se rinde tributo y adoración a su gran líder por todos lados en donde vayas. Sentado con gran semblante sobre una de las rotondas del centro de la ciudad, se encuentra él marcando todo su ímpetu.

Mezquita y Mausoleo Bibi – Khanym: Esta enorme mezquita se encuentra al noreste del Registán, se terminó poco antes de la muerte de Timur y debe haber sido la joya de su imperio. Es considerada una de las mezquitas más grandes del mundo islámico (la cúpula de la mezquita principal tiene 41 m de altura). Con el correr de los años ha sufrido desmoronamientos y derrumbes, hoy necesita realmente trabajos de reconstrucción urgentes que puedan poner en valor esta joya. Bibi-Khanym era la esposa de Timur, quien ordenó construir la mezquita como una sorpresa mientras él estaba fuera. Cuenta la leyenda que el arquitecto encargado de la construcción se enamoró locamente de ella y se negó a terminar el trabajo a menos que pudiera darle un beso. El beso dejó una marca y Timur, al verlo, ejecutó al arquitecto y decretó que las mujeres deberían usar velos para no tentar a otros hombres. Al otro lado de la mezquita, aunque junto a esta, se encuentra el mausoleo, aunque ante la majestuosidad de la primera, es monumento queda en minoridad.

Observatorio de Ulugh Beg: Estas ruinas son uno de los grandes hallazgos arqueológicos del siglo XX. Ulugbek ha sido probablemente más famoso como astrónomo que como gobernante. Su astrolab de 30 metros, diseñado para observar las posiciones de las estrellas, formaba parte de un observatorio de tres pisos que se construyó en la década de 1420. Todo lo que queda ahora es la pista curva del instrumento, desenterrada en 1908. El pequeño museo en el lugar tiene algunas miniaturas que representan a Ulugbek junto a algunas cerámicas antiguas. En su tiempo fue tal el prestigio de este lugar que llego a tener entre 60 y 70 astrónomos trabajando.

Llego al hora de comer y un imperdible es un buen plato de Plov, la comida nacional uzbeka. Esta delicia a base de arroz, es cocinada en una sola olla en grasa de cordero con cebollas y zanahorias, y tiene muchas variantes. Si  dudas el mejor lugar para comerlo es donde todos los locales lo comen, un reducto súper amplio conocido como Plov Center de nombre Osh Markazi, delicioso!!! Para llegar desde el centro simplemente dile algún taxista “plov center” y por menos de 2 USD estarás en destino.
Panza repleta, corazón contento de estar en Uzbekistán…


Suscríbete a nuestro Newsletter