EtiquetasEntrenamiento

Cuando el caos es belleza y el Dios es Maradona

Bullicio; charlas de balcón a balcón; transito sin dirección entre automóviles, motos, bicicletas, perros y peatones; y la ropa a la espera que se seque colgando de cada calle. No hay nada más lindo que tenga estas características.

Suscríbete a nuestro Newsletter